La ciencia de la vermicultura: lombrices para el tratamiento de residuos orgánicos

La técnica de la vermicultura se basa en la utilización de algunas especies de lombrices de tierra para transformar desechos orgánicos en vermicompost. En el proceso, las lombrices de tierra no sólo usan los microorganismos que crecen en los residuos para su nutrición, sino que también propician la actividad microbiana en el vermicompost producido. Las especies de lombrices de tierra más comúnmente usadas en vermicultura son Eisenia foetida, Eisenia andrei, Dendrobaena veneta = Eisenia horticola y Lumbricus rubellus en climas templados, y Eudrilus eugeniae, Perionyx excavatus y Pheretima hawanya en los trópicos.

Todos los sistemas de vermicompostaje requieren un mantenimiento a temperatura inferior a 35ºC, de modo que es importante evitar las altas temperaturas. Los residuos orgánicos deben añadirse en fragmentos de 2,5 cm a intervalos frecuentes. Es importante mantener la temperatura entre 15-25ºC y el contenido de humedad debe estar entre 80% - 90% (rango 60% - 90%). El contenido de amoníaco debe ser bajo (0,5 mg/g) y el contenido de sal también debe ser bajo (0,5%).

Los sistemas de vermicompostaje incluyen: pilas al aire libre o bajo techo, sistemas de cunas, sistemas de proceso por lotes al aire libre o en interiores o vermicompostaje en reactores de flujo continuo. El vermicompost puede ser utilizado como substrato de crecimiento para las plantas o enmiendas del suelo en invernadero o en campo. Incrementan la germinación de las semillas, su crecimiento, floración y rendimiento de forma espectacular. También su extracto acuoso, denominado "té", se puede usar para regar o se rocía sobre las plantas. Promueven el crecimiento de la planta, independientemente de los nutrientes, a causa de los reguladores del crecimiento vegetal producidos por los microorganismos que se adsorben por los humatos (ácido indolacético, giberelinas, quinetina, humatos y fulvatos).

Las lombrices de tierra pueden ser fuente de proteína en piensos para peces, pollos y lechones. Contienen aminoácidos esenciales (60-70%), grasas, carbohidratos y vitaminas como la vitamina B12. Las lombrices de tierra se separan del vermicompost mecánicamente y se procesan por secado. La eficacia y la economía de la utilización de la proteína de lombriz como alimento para animales en diferentes partes del mundo se discutirá en detalle.

El vermicompost puede ser utilizado en la biorremediación por contaminantes orgánicos y metales pesados. La degradación microbiana de los contaminantes orgánicos se acelera drásticamente y los metales pesados se inmovilizan junto a los materiales húmicos que se forman, por lo que no están disponibles para las plantas y de esta forma no se produce intoxicación ni muerte de éstas.

Las lombrices de tierra se han utilizado, principalmente en China, como productos farmacéuticos para el alivio de enfermedades animales y humanas. A consecuencia de su cutícula porosa y modo de vida en el suelo, producen enzimas como mecanismos de protección, y algunas de estas enzimas, cuando se extraen, pueden influir en el desarrollo de enfermedades humanas, especialmente sobre tumores y enfermedades cardiovasculares tales como coagulación de la sangre, dando así a los extractos de lombriz de tierra considerable potencial en medicina.

Fuente: Clive A. Edwards & Norman Q. Arancon; Soil Ecology Laboratory, The Ohio State University, Columbus, Ohio, U.S.A., 2007.

 
     Anterior
     Siguiente
El vermicompostador ilustrado de Cecilia
 
 
Contacto Tu opinión nos interesa Aviso legal Protección de datos Diseño web